CO-mida : huertos verticales impresos en 3d con aRCilla que producen energía

Ha llegado a su final el proyecto Co-mida, para la realización de prototipos de huertos verticales co-diseñados con los usuarios, inteligentes y Biofotovoltaicos.

Co-mida ha sido uno de los 7 proyectos ganadores de Ciutat Proactiva, una convocatoria a la innovación urbana lanzada en julio de 2020 por la Fundación MunicipalBIT Habitat Barcelona para hacer frente a los nuevos retos de la inclusión urbana y la sostenibilidad en el contexto del covid-19.

Es un proyecto del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC), para el cual Elisabetta Carnevale (Arquitectura de Terra) ha trabajado como Project Manager, y de las entidades socias Asociación Sun Sun Love – ConnectHort y Asociación Taula Eix Pere IV.

El proyecto ha desarrollado un huerto vertical modular inteligente hecho de arcilla impresa en 3D, para cultivar plantas aromáticas y comestibles en entornos construidos donde no hay disponibilidad de superficies horizontales, como en zonas urbanas densas. Se puede instalar en cualquier tipo de superficie vertical, y en particular en fachadas de edificios, aumentando su inercia térmica y reduciendo la necesidad de calefacción en el interior del edificio.

DEL PRIMER prototipo AL SEGUNDO PROTOTIPO optimizado

Un primer prototipo de huerto vertical Bio Fotovoltaico ha sido instalado en marzo de 2021 en el Jardín de Las Mariposas, en el Passatge Trullàs, un espacio gestionado por un colectivo de vecinas en el barrio del Poblenou. 

El proyecto ha llevado a cabo un proceso de co-design juntos con lxs ususarixs del espacio del ConnectHort, una huerta urbana gestionada colectivamente, ha permitido hacer evolucionar el diseño del primer prototipo mejorándolo y adaptándolo a las necesidades del nuevo espacio, donde el segundo prototipo de huerto vertical Bio Fotovoltaico Comida ha sido instalado en noviembre 2021.

El nuevo prototipo presenta una superficie 10 veces más amplia respecto a la primera versión, pasando de 1,5 m2 a 15 m2, y su geometría permite alojar más plantas a paridad de peso de los módulos. 

Gracias al proceso de co-design, se crearon tipologías de módulos diferentes: módulos para el cultivo de plantas, pero también para ofrecer un hábitat a los insectos, a los pájaros y a los murciélagos del ecosistema urbano. En el segundo prototipo además no se revistieron los módulos con esmalte, para mejorar las condiciones de desarrollo de las bacterias y reducir la huella de carbono del proyecto. 

Se organizó también el CO-mida Green Walls, un encuentro para presentar los resultados del proyecto a la comunidad de los potenciales usuarios y promotores ( instituciones, colectivos de vecinos, entidades gestoras de huertas urbanas, comunidades de propietarios, empresas de sistemas de paredes verdes, inversores, constructoras, despachos de arquitectura) para participar en su desarrollo con su feedback.

Foto: El primer prototipo de huerto vertical Bio Fotovoltaico, instalado en el Passatge Trullàs
Biofotovoltaico: producir energía a partir de la tierra

El huerto vertical produce no solo plantas aromáticas y comestible, sino que también energía, gracias a un sistema Bio-Fotovoltaico que recolecta energía de las bacterias que habitan en el suelo donde viven las plantas.
Las bacterias obtienen nutrientes de las plantas y los metabolizan, liberando protones y electrones de hidrógeno.
La introducción de una celda de combustible microbiana (ánodo y cátodo) conduce a un proceso redox que transfiere los electrones libres liberados por las bacterias del ánodo al cátodo, y produce así energía eléctrica, que puede ser utilizada para alimentar los sensores del huerto vertical. 

Imagen: Diagrama del sistema Bio Fotovoltaico. 
La fabricación 3D con arcilla, una tecnología con baja huella carbono

La técnica utilizada para la realización del huerto vertical es la impresión 3D con arcilla, un material natural y con baja huella carbono, que tras la cocción a baja temperatura se transforma en cerámica. 

En el marco del proyecto, se llevaron a cabo talleres de impresora 3D con arcilla, para conocer y experimentar creativamente con ésta técnica. 

La fabricación digital, gracias a máquinas de control numérico como impresoras 3D de gran escala y fresadoras, facilitó el proceso de co-diseño  con lxs usuarixs, permitiendo realizar fácilmente versiones diferentes de los prototipos de módulos del huerto, y adaptar el sistema a diferentes dimensiones, morfologías y exigencias, de acuerdo con las necesidades identificadas por la comunidad.

La impresión 3D con arcilla de los módulos del huerto vertical, en el IAAC. 
EL proceso participativo de CO-DESIGN con los usuarios

A través de una serie de talleres con los dos colectivos de usuarixs del proyecto, las vecinas del Passatge Trullàs y el colectivo de ConnectHort, el co-design del huerto vertical ha sido una fase clave del proyecto, y ha permitido integrar la presencia de los módulos en el proyecto a largo plazo de los dos espacios colectivos. 

Ambos colectivos han concretado propuestas innovadoras e interesantes para ampliar el impacto del proyecto: los módulos han ido integrando nuevas funciones, a nivel de inclusión social y también de interacción con las especies animales y vegetales del ecosistema urbano.

CO-mida APP: un sistema inteligente para el cuidado comunitario del huerto vertical

Se ha desarrollado una WebApp para la gestión comunitaria del huerto vertical, CO-mida App, basada en el sistema Smart Citizen Kit, un proyecto que desarrolla kit de sensores para el monitoreo ambiental en tiempo real por parte de los ciudadanos. 

El sistema inteligente del huerto vertical incluye sensores de humedad y de temperatura, uno para cada línea de módulos, que envían a través de una App información a lxs usuarixs acerca del estado de las plantas y de la cantidad de energía Bio Fotovoltaica producida. 

Accediendo a CO-mida App puedes ver el estado de las plantas de los dos prototipos en tiempo real.

FoLa WebApp COmida, para el monitoreo del estado de las plantas en los dos huertos verticales BioFotovoltaicos a través de sensores de temperatura, humedad y energía BioFotovoltaica producida
El cuidado comunitario del huerto vertical

Cuidar juntxs del huerto vertical ha sido una ocasión para crear nuevas relaciones entre usuarixs del espacio del ConnectHort. Se formaron cinco grupos de cuidado, cada uno enfocado a una zona del huerto vertical. En el interior de los grupos, y entre un grupo y el otro, se crearon relaciones entre personas diferentes por edad, género y origen geográfica, contribuyendo a fomentar la resiliencia comunitaria y el tejido social del barrio. 

Los grupos participaron activamente en el proyecto, desde la plantación del huerto vertical, hasta el taller de impresión 3D y los momentos conviviales. 

Foto: Los grupos de cuidado comunitario del huerto vertical Bio Fotovoltaico 
Los huertos urbanos como herramienta de sensibilización

Cultivar huertas comunitarias aporta beneficios psicológicos y permite sensibilizar hacia la alimentación saludable y la sostenibilidad. En el marco del proyecto, se realizaron talleres con actividades relacionadas con el huerto vertical enfocados a diferentes colectivos del barrio: niñxs, personas con discapacidades, miembrxs del Grupo de Consumo de Passatge Trullàs, trabajadorxs y estudiantes que comen en el espacio del Passatge Trullàs al medio día, y participantes del Encuentro estatal de huertos urbanos comunitarios.  

Foto: El taller de sensibilización dedicado a lxs niñxs del barrio
El potencial de replicación : huertos urbanos Bio Fotovoltaicos cuidados colectivamente

Un objetivo fundamental del proyecto CO-mida es ampliar las posibilidades para crear huertos urbanos, en lugares donde la disponibilidad de superficies horizontales para el cultivo sea escasa y aprovechando superficies verticales inutilizadas, como las medianeras.

Esto permitiría poner a disposición de lxs usuarixs productos locales frescos al tiempo que se mejora el microclima urbano y la biodiversidad local, y se crean y fortalecen vínculos comunitarios entre las personas que cuidan del huerto vertical.

En línea con el compromiso del Ayuntamiento de Barcelona de reducir un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero en 2030 (en relación a 2005) y de incrementar 1,6 km2 de espacio verde urbano como medida de adaptación al cambio climático, el proyecto de CO-mida tiene como objetivo contribuir a la construcción de un nuevo escenario donde se prioriza la desglobalización y se apuesta por modelos productivos locales más autosuficientes, sostenibles y resilientes.

En este contexto, CO-mida utiliza el espacio urbano para producir alimentos al mismo tiempo que restaura el ecosistema y la biodiversidad de su entorno, reduciendo así los gases de efecto invernadero y optimizando la calidad del aire.

Los documentos para fabricar los módulos del huerto vertical y las directrices para el co-design y co-mantenimiento del huerto vertical estarán disponibles próximamente en esta página web, que incluirá un foro de sugerencias para mejorar el proyecto.

Para más información sobre el proyecto Co-MIDA, visita la web del proyecto y síguenos en las redes sociales:

CO-MIDA Twitter

CO-MIDA Instagram

CO-MIDA Facebook

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s